La importancia de elegir el soporte ideal

La buena colocación del mosaico de vidrio es la clave para obtener un buen resultado estético y técnico en pisconas, hammans, fachadas… y por este motivo Reviglass ofrece un producto bien montado en forma, medida y soporte.

La introducción de medios productivos de última generación permite que los paneles de mosaico de vidrio estén a escuadra y sus medidas no presenten variaciones.

Además, el soporte es un elemento de gran importancia en la instalación del mosaico y al que, equivocadamente, no se dedica la debida atención. Básicamente es sólo un medio de transporte de las teselas, en un orden determinado, desde la fábrica hasta la obra. Una vez el mosaico instalado, el soporte no cumple ninguna función técnica, ya que el adhesivo de pegado se ocupa de mantenerlo en su lugar.

En este sentido, el soporte puede situarse sobre la cara vista (con un papel engomado que se retira con agua, una vez que el panel está adherido a la pared, para proceder al rejuntado) o en la parte posterior de las teselas (con mallas más ó menos cerradas, de papel perforado, textiles, de fibra de vidrio, puntos de PVC, y cordón de poliuretano).

En piscinas, fuentes, estanques… el soporte de unión no debería ocupar más del 20% de la superficie del mosaico.

Para que estos sistemas sean apropiados sobre todo para aplicaciones en superficies en inmersión permanente como piscinas, fuentes, estanques… es necesario que la superficie libre en el dorso del panel sea la mayor posible. Esto favorecerá que el contacto con el adhesivo sea máximo. Se cree conveniente que esta sea al menos de un 70%, si bien algunas normas como las australianas exigen el 80%. Es pues fundamental una buena elección de soporte y desconfiar de los que, para empezar, no cumplen esta condición básica.

Desde 1985, Reviglass ha sido pionera en la aplicación de diversas técnicas de soportes en la parte posterior incluido el Cordón de Poliuretano. En este sistema avanzado y novedoso, las teselas van unidas entre sí mediante la aplicación de tiras de cordón de poliuretano en caliente que dejan una superficie libre mayor de 85% en 2,5x,25 cm, y mayor de 92% en medidas 3,6×3,6 cm y 5×5 cm. Por otra parte no invaden la junta por lo que el rejuntado es completo y profundo en toda su extensión. Finalmente, permiten una fácil aplicación, incluso cuando se trata de alicatados circulares, en curva… por lo que se perfila como la solución idónea a la hora de montar todo tipo de proyectos con mosaico de vidrio.

SUPERFICIE LIBRE

reviglass comparativa soportes mosaico


Noticias relacionadas