Este mosaico de vidrio está especialmente diseñado para ser colocado en peldaños o zonas con ángulos de 90 grados para proporcionar una solución a una de las zonas más complicadas de una obra en piscina.

Además, esta pieza es altamente innovadora y útil gracias a su acabado antislip no abrasivo, que asegura una pisada y movimientos seguros tanto en superficies secas como húmedas. También está disponible en versión luminiscente, que permite señalizar los peldaños también de noche, tanto en piscinas y spas, como en centros wellness.


Noticias relacionadas